Hablemos de música: Playing for Change

Hablemos de música: Playing for Change

Playing for Change es un conjunto de artistas que, a través de un proyecto musical constituido de artistas de todos los rincones del mundo, recorre el mundo entero con el fin de transmitir los valores de solidaridad y paz. Ambiciones caritativas y representaciones artísticas son las palabras clave de este conjunto. Retrato de este proyecto internacional.

En el año 2002, el ingeniero de sonido y director Marc Johnson (quien recorre las calles de los Estados Unidos con su cámara en búsqueda de artistas de la calle) junto con Withney Kroenke, lanzan el proyecto. A través de la música, Playing for Change cumple una voluntad pedagógica y pacificadora, ya que sus fundadores consideran que la música es capaz de trascender las divisiones humanas. Después de varios encuentros musicales, posibles gracias al recorrido de Marc Johnson y de su estudio musical móvil, el primero realiza un documental intitulado “Cinematic Discovery of Street Musicians” (“Un descubrimiento cinematográfico de artistas de la calle”), en el cual compila imágenes de su viaje, con el fin de enfatizar el lado convivial y unificador de la música de calle.

En el año 2005, Marc Johnson se encuentra con el músico Roger Rodley en una calle de California, Estados Unidos. Este encuentro permite que el proyecto adopte una nueva perspectiva. A partir de ese momento, Marc Johnson comienza a producir videos de canciones “ineludibles”, interpretadas en la calle por artistas de todo el mundo. Muchos participaron en el proyecto, entre esos el artista francés Manu Chao y su interpretación de One Love de Bob Marley, el cantante neerlandés Clarence Bekker y Stand by Me; entre otros, e incluso el artista estadounidense Roger Ridley, quién aparece en el video de la interpretación contributiva de Stand by Me. El video musical de las interpretaciones de la música del gran artista Ben E. King tuvo un éxito enorme en Youtube con más de 68 millones de visitas hoy en día. Las claves del éxito de Playing for Change son, sin lugar a dudas, tanto la participación de artistas mundialmente conocidos como la riqueza artística de las interpretaciones. Y más allá de su aspecto caritativo, este proyecto es artísticamente muy rico. Las interpretaciones son muy originales, ya que los artistas son filmados en las calles del mundo entero. Los videos musicales van desde Rio de Janeiro hasta Nueva Orleans, pasando por Johannesburgo.

Los participantes en los videos subidos en internet forman un verdadero grupo que el mismo proyecto llama “Playing for Change Band”. Este “grupo”, bastante atípico, va por los escenarios internacionales, con el fin de expandir la capacidad de acción de la fundación Playing for Change Foundation, la cual se encarga de recolectar fondos que permitan el financiamiento de la construcción de escuelas de arte y música en los países más pobres del mundo. Actualmente, la fundación ha participado en la construcción de tres escuelas de música. En el 2008, se construyó una escuela en un suburbio de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. En el 2010, el proyecto financió la construcción de una escuela de música y de danza en Tamale, en Ghana, y de otra escuela de música en Mali.

Artistas provenientes de los cinco continentes participan en este proyecto, cuyo fin es favorecer la construcción de escuelas de música y de otras competencias multimedia, como la fotografía, el montaje video y otros, en los lugares más desfavorecidos del planeta.

La idea del proyecto inicial es filmar artistas de todo el mundo cantando clásicos de la música. Sin embargo, dicho proyecto tiene sus variantes. Además de filmar videos de colaboraciones musicales y de canciones mundialmente cultas, los artistas también hacen presentaciones escénicas. Hace poco, y después de haber recorrido el continente europeo durante el verano del 2014, el proyecto estuvo de gira en Brasil en noviembre.

Más allá de la acción caritativa de construir escuelas de arte en regiones pobres del mundo entero, Louis Mhlanga nos explica que el proyecto y sus artistas participan en otras acciones a menor escala, como por ejemplo repartir cobijas o comida entre los necesitados. Louis es uno de los artistas de la Playing for Change Band. Él es un guitarrista sudafricano y conoció a Marc Johnson cuando este último se encontraba en Sudáfrica filmando artistas para uno de los videos más famosos del proyecto. Marc le propuso entonces a Louis Mhlanga acompañarlo hasta los Estados Unidos para unirse a las representaciones de Playing for Change. Desde esa época, él sigue siendo parte del proyecto y estaba presente durante la gira en Brasil. Él se define como “un guitarrista de acuerdo con la contribución por una buena causa”.

Elegir la música como base de este proyecto es una verdadera elección. Como lo explica Marc Johnson, uno de los dos fundadores del proyecto, en una entrevista con France 24 en el 2009, el objetivo de este proyecto es acercar a los hombres y las mujeres a través de la música. Según él, la música es un elemento mediador, una buena manera de unir a los individuos de todo el planeta alrededor de un mismo proyecto caritativo que, no sobra recordar, consiste en la construcción de escuelas en las regiones más pobres del mundo. Si lo desea, cualquiera puede participar en el proyecto donando a la Fundación Playing for Change a través de la página web, desde la cual se pueden seguir los diferentes proyectos.

En el año 2009, un documental realizado por Marc Johnson y Jonathan Walls, intitulado “Playing for Change: peace through music” (“Playing for Change: la paz a través de la música”) habla de este proyecto. Se trata de un viaje que refleja la producción de los videos anteriormente mencionados, al igual que del encuentro de una multitud de artistas de todo el mundo, los cuales dan su punto de vista sobre los beneficios universales de la música en el camino de la paz entre los Hombres.

Si tienes algo que sugerir o aportar, házmelo saber: https://www.facebook.com/Mean-Machine-109558247586688

Spread the love
Mean Machine

Mean Machine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *