LA OTRA CARA DEL “HOME OFFICE”

LA OTRA CARA DEL “HOME OFFICE”

En México, los empleados aseguran que el home office supuso un 35 por ciento de incremento en sus gastos cotidianos. Aunque es cierto que los trabajadores están buscado empleos que promuevan esta modalidad, la realidad es que la intención podría estar impulsada por algo más que la comodidad. Se trata de una situación mucho más relacionad a la seguridad en términos de salud, lo que repercute de manera directa en sus bolsillos.

Y es que contrario al grueso de las voces que aseguran que el home office representa un ahorro para los trabajadores, lo cierto es que cuando menos en el mercado mexicano, los empleados aseguran que trabajar desde casa supuso un 35 por ciento de incremento en sus gastos.

A decir del Termómetro Laboral de OCC Mundial, este fenómeno en la economía de los trabajadores “se debe al incremento de consumo en productos o servicios básicos como agua, gas, electricidad, despensa, así como gastos relacionados con el empleo: internet, mobiliario, herramientas especializadas, entre otros”. Así se estima que para tres de cada 10 trabajadores en el país, el home office ha repercutido en sus bolsillos.

Las empresas se lavan las manos

La merma no es menor si consideramos que, a causa de la pandemia, muchas empresas redujeron sus salarios y prestaciones. Más interesante es reconocer que pocas empresas son conscientes de los gastos relacionados al home office que los empleados están absorbiendo.

A decir de una encuesta firmada por Willis Towers Watson aunque el 57 por ciento de las compañías implementó el home office, sólo 9 por ciento apoya financieramente a los empleados que laboran desde casa con algún tipo de subsidio.

Atender estos aspectos será vital tanto para las empresas que brincarán de manera definitiva a este modelo de trabajo, como para aquellas que lo implementan de manera temporal.

Lo que está en juego es la productividad de los equipos y el alcance de resultados para la empresa, dos aspectos que hoy por hoy son vitales para acoplarse a la nueva normalidad que esta pegando más duro de lo que todo el mundo imaginaba.

Spread the love
Mike

Mike

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *