Mascotas: Alimentos perjudiciales para perros y gatos

Mascotas: Alimentos perjudiciales para perros y gatos

Alimentos prohibidos para perros

Existen alimentos prohibidos para perros que todo tutor debe conocer, especialmente si se alimenta al can con recetas caseras, ya sean crudas, como la dieta BARF, o ligeramente cocinadas. Precisamente por ello, en esta lista te contaré, no solamente de los alimentos tóxicos para perros, sino también de alimentos que son malos, peligrosos, dañinos y hasta mortales.

Descubre a continuación cuáles son los alimentos prohibidos para perros y elimínalos definitivamente de su dieta, además, en caso de duda, te aconsejamos consultar con tu veterinario, quién te ayudará a elaborar una lista aún más completa y personalizada teniendo en cuenta el historial clínico y muchos otros detalles relevantes acerca del estado de salud de tu mejor amigo. En cualquier caso, toda la información que compartimos está basada en estudios científicos elaborados por veterinarios y biólogos:

Lista de alimentos prohibidos para perros
Antes de empezar a enumerar algunos alimentos perjudiciales para perros es importante señalar que no todos ellos resultan especialmente dañinos. De hecho, en esta lista encontrarás ingredientes que pueden causar daños a largo plazo si se abusa de su consumo, mientras que otros se consideran alimentos mortales para perros en dosis muy bajas, por lo que se debe evitar su consumo en cualquier caso. Repasa bien las notas de cada uno de los alimentos que te mostraremos para conocer cuál es su grado de toxicidad:

  1. Cebolla
    Empezamos la lista de alimentos prohibidos para perros con un clásico, la cebolla (Allium cepa), sin duda uno de los alimentos que deberíamos excluir por completo de la dieta del perro ya que se trata de un alimento potencialmente tóxico. Su contenido en alicina se libera tras la masticación y la sustancia que se degrada, n-propil disulfuro, provoca una lesión oxidativa en las membranas celulares de los eritrocitos, rompiéndose dentro de los vasos sanguíneos y provocando anemia hemolítica.

No debe preocuparnos si nuestro perro ha comido una pequeña dosis de cebolla por accidente, no obstante, la ingestión continua provoca problemas gastrointestinales y, en los casos más agudos, la aparición de ictericia debido a la hemólisis. Por cada 15 gramos por kilo de peso del perro podremos empezar a observar síntomas de toxicidad en el can. Los síntomas de una intoxicación por cebolla suelen pasar desapercibidos, pero podríamos advertir vómitos, debilidad y un cambio del color de las mucosas del perro.

  1. Café, té y chocolate
    El café, el té y el chocolate tienen en común la metilxantina, un alcaloide estimulante que actúa directamente sobre el sistema nervioso central del perro. En el café encontramos la cafeína, en el té la teofilina y en el chocolate la teboromina, todas ellas sustancias tóxicas en grandes cantidades. También podríamos incluir en este apartado otros alcaloides, como los que están presentes en los refrescos de cola.

Las xatinas, además de afectar al SNC pueden perjudicar al funcionamiento de los riñones, al sistema cardiovascuar, al músculo liso y al músculo estriado. Aunque existen perros más sensibles que otros a la metilxantina, lo cierto es que 100 gramos de chocolate negro en un perro de tamaño mediano pueden ser fatales. Es uno de los alimentos tóxicos para perros más graves.

Los síntomas más frecuentes en una intoxicación de metilxantina son los vómitos, diarrea, incontinencia y temblores. Lo más recomendable es provocar el vómito del perro antes de las dos horas.

  1. Aguacate
    El aguacate (Persea americana) es sin duda una de las frutas prohibidas para perros más conocidas, debido a su contenido en persina, una toxina fungicida que deriva de los ácidos grasos. Su nivel de toxicidad es leve en perros y gatos, sin embargo, en otros animales sí puede causar síntomas graves, especialmente en aves y rumiantes.

La toxina se encuentra únicamente en la semilla y en las hojas de la planta. Tras su consumo podemos observar vómitos, diarrea, falta de producción de heces y, en los casos más graves, el desarrollo de una pancreatitits (inflamación del páncreas). El mayor riesgo de consumo de aguacate se produce por obstrucción de la semilla en el esófago.

  1. Ajo
    Al igual que ocurre con la cebolla, el ajo (Allium sativum) contiene alicina, lo que podría provocar también la aparición de anemia hemolítica ante un consumo regular y excesivo. Es otro de los alimentos prohibidos para perros. No obstante, a diferencia de la cebolla, el ajo ha sido motivo de estudio y se han descubierto potentes efectos antibióticos, antifúngicos, antiparasitarios y potenciadores del sistema inmunitario y cardiovascular del perro.

Aunque es un alimento que es preferible evitar, especialmente en perros que padecen problemas inmunitarios, digestivos o alergias, las consecuencias o los beneficios del consumo de este producto pueden variar enormemente dependiendo del propio individuo, su genética, la dosis, etc. Ante una intoxicación por ajo observaríamos los mismos síntomas que en la intoxicación por cebolla.

En cualquier caso, antes de utilizar ajo para perros conviene consultar siempre con el veterinario para que nos ayude a encontrar una dosis segura para nuestro mejor amigo que nos permita ofrecerle todos los beneficios sin el riesgo de desarrollo de problemas de salud.

  1. Sal
    Muchas personas que elaboran dietas caseras para perros utilizan la sal como un condimento más, no obstante, un elevado consumo de cloruro de sodio puede conllevar la deshidratación del perro, agravar patologías cardíacas y renales o provocar una intoxicación. Recordemos que la sal es el producto más utilizado para inducir a un perro al vómito. Los síntomas de una intoxicación por sal serían vómitos, hemorragia interna, descoordinación, diarrea, polidipsia y poliuria (ganas de beber y orinar constantes), convulsiones y shock. Es uno de los alimentos tóxicos para perros que más personas incluyen en la dieta de su animal sin ser conscientes.

  1. Nueces de Macadamia
    Las nueces de Macadamia (Macadamia integrifolia) son un fruto de un arbusto proteáceo. Su consumo provoca una intoxicación y es que son varios los estudios que demuestran la toxicidad de este fruto, ya sea consumido crudo o tostado. Es uno de los alimentos perjudiciales para perros. Las nueces de Macadamia afectan directamente al SNC del perro y actúan bruscamente pasadas 24 horas de la ingestión. Los síntomas clínicos incluyen depresión, vómitos, ataxia, temblores, dolor abdominal, rigidez, y se observan con facilidad mucosas pálidas o anémicas. Aunque los efectos iniciales son graves, el consumo de nueces de Macadamia no es mortal.

  1. Uvas y pasas
    Las uvas y las pasas son ricas en ácido linoleico (así como en otros ácidos grasos), sin embargo los estudios coinciden en que algún componente de este fruto, presente en cantidades variables, o algún compuesto extrínseco provoca insuficiencia renal. Es uno de los alimentos prohibidos para perros más peligrosos y desconocidos.

Se puede observar que los perros que ingieren uvas o pasas muestran una mayor concentración de nitrógeno ureico en sangre y creatinina sérica. La parte más tóxica de las uvas es sin duda las semillas, aunque se recomienda descartar el fruto por completo de la alimentación del perro.

Los síntomas de una intoxicación por uvas o pasas son vómitos, diarrea, letargo, ataxia, poliuria y debilidad. El problema principal del consumo de estos alimentos es que no se conoce con exactitud el mecanismo que provoca las lesiones internas.

  1. Alcohol
    El alcohol está presente en nuestra dieta y son múltiples y conocidos sus efectos negativos en el cuerpo, afectando al SNC y causando daños hepáticos graves. Nuestro perro puede consumirlo por accidente debido a botellas alcohólicas, perfumes, enjuagues bucales e incluso después de la ingestión de manzanas podridas.

El alcohol puede provocar además una intoxicación etílica con suma facilidad. Sin duda se debe descartar por completo ofrecer este producto a nuestro perro y en caso de ingestión accidental se debe acudir de inmediato a un centro veterinario. Hablamos pues de uno de los alimentos malos para perros que no debe ofrecerse en ningún caso.

  1. Masa de pan cruda
    Las levaduras o fermentos convencionales que utilizamos para elaborar pasteles y otras recetas contienen Saccharomyces cerevisiae, un hongo unicelular bastante dañino. Ya sea por la ingestión de masa de pan sin cocer o directamente de levadura, podemos provocar una intoxicación en nuestro perro. Los síntomas más frecuentes son la aparición de gases, vómitos, diarrea, malestar y letargo.

Es uno de los alimentos peligrosos para perros. Eso sí, su nivel de toxicidad varía de leve a grave, dependiendo de la cantidad ingerida, ya que en los casos más severos puede causar hipotermia, hipotensión, hipoglucemia y hasta un colapso.

  1. Huesos cocidos
    Otro de los alimentos prohibidos para perros son los huesos cocidos. Ya sean de un caldo, de una receta elaborada al horno o a la brasa, los huesos cocidos nunca deben ofrecerse a los perros, ya que pueden provocar la rotura de los dientes. También se astillan con facilidad, por lo que podríamos ocasionar una obstrucción de la tráquea, lesiones y perforaciones, desgarro y muchas otras lesiones internas. Para evitarlo apostaremos siempre por ofrecer huesos crudos y carnosos.
  1. Cerezas
    En el caso del cerezo negro americano (Prunus serotina) o del cerezo de Virginia (Prunus virginiana) debemos tener mucho cuidado, pues aunque los perros y gatos pueden consumir la carne de las frutas, debemos evitar por completo semillas, hojas y tallo, que se consideran alimentos tóxicos para perros, por su contenido en cianuro. Su toxicidad varía de leve a moderada y tras su consumo pueden aparecer diversos síntomas, como pupilas dilatadas, dificultad para respirar, encías rojas, shock e incluso la muerte.
  1. Setas
    Como sabrás, el consumo de ciertas especies de setas, puede intoxicar al ser humano, así como a los perros, convirtiéndose así en uno de los alimentos mortales para perros. Hablamos especialmente de las setas pertenecientes a los géneros Amanita, Galerina y Lepiota, pero existen muchas más. Los síntomas más característicos de intoxicación son: babeo, vómitos, diarrea, incoordinación, letardo, temblores, convulsiones y, en los casos más graves, un fallo multiorgánico e incluso la muerte.

Si tu perro ha consumido un hongo del que desconoces su toxicidad, hazte con los restos o con otro que esté cerca (con precaución, siempre a través de una bolsa de plástico o similar) y dirígete urgentemente a un centro veterinario. Algunas setas actúan entre 15 y 30 minutos, mientras que otras tardan más.

  1. Carambola
    La carambola o carambolo (Averrhoa carambola) es una fruta tropical que forma parte de los alimentos prohibidos para perros, con una toxicidad que varía entre leve y severa. Contiene ácido oxálico, así como sales de oxalato y puede resultar dañina en grandes cantidades. También en el ser humano. Puede causar vómitos, inapetencia, diarrea, letargo, debilidad, temblores, orina con sangre, sed excesiva u orina excesiva.
  1. Comida mohosa
    Algunas personas consideran que los perros son mucho más resistentes que los seres humanos, por ello, no tienen reparo en ofrecerles comida en mal estado. Sin embargo, debemos saber que las micotoxinas tremorgénicas de la comida mohosa suponen uno de los alimentos malos para perros. Pueden encontrarse en pan, pasta, queso, nueces y hasta en el compost. Los síntomas incluyen babeo, vómitos, agitación, incoordinación, temblores, convulsiones y, en los casos más graves, puede causar insuficiencia hepática.
  1. Picante
    Para terminar hablaremos del picante que, si bien no es mortal, sí forma parte de la lista de alimentos prohibidos para perros, pues puede provocar diarrea y malestar, por lo que debe evitarse en cualquier caso si queremos mantener un buen estado de salud en nuestros mejores amigos.

Más alimentos prohibidos para perros
Para terminar, mencionaremos algunos alimentos peligrosos para perros extra que deben evitarse, aunque no resultan potencialmente mortales o graves:

  • Puerros
  • Berenjenas
  • Acelgas
  • Coles de bruselas
  • Almendras
  • Nueces
  • Azúcar
  • Granada
  • Caquis
  • Espinas
  • Naranja
  • Limón
  • Helados comerciales
  • Gominolas
  • Chicle
  • Refrescos
  • Cerveza
  • Tomate verde
  • Patatas verdes
  • Semillas de frutas
  • Huevo crudo
Caqui

Alimentos prohibidos para gatos

Gatos
Si convives con un gato es importante que conozcas todos aquellos alimentos que son buenos para su organismo y evites darle productos que no puede digerir correctamente. Cuando un gato come algún alimento que no es apto para él, puede sentir indigestiones, tener vómitos, diarrea o, incluso, desarrollarle alguna enfermedad.

Por este motivo es esencial que conozcas los alimentos prohibidos para gatos y que sepas, así, qué puedes darle y qué no a tu mascota.

10 alimentos prohibidos para gatos

  1. Alimentos salados
    La sal no es buena para los gatos porque, si se toma en exceso, se pueden terminar acumulando en el riñón y que esto le produzca problemas a la hora de drenar y de eliminar toxinas; además, el exceso de sal también puede provocar hipertensión. Por este motivo, alimentos que contengan mucha sal como son los embutidos, por ejemplo, no están recomendados para darle a estos animales. El pavo o el jamón york bajo en sal sí que se lo puedes dar de vez en cuando a tu mascota.
  2. Leche y productos lácteos
    Después de que el gato pasa el periodo de lactancia, no debe volver a tomar más leche porque se torna intolerante a la lactosa. Si le das leche, puede padecer trastornos digestivos como vómitos, diarreas, etcétera.
  3. Limón y vinagre
    El ácido del limón y del vinagre puede dañar a nuestro mejor amigo y provocarle dolores en la barriga además de vómitos y malestar.
  4. Cebolla, puerro y ajo
    El consumo a largo de plazo de cebolla y puerro puede llegar a provocar una elevada toxicidad en los felinos, así como en los perros. Así mismo, también favorece la aparición de otras patologías, como anemia. No obstante, cada vez más estudios demuestran que dosis controladas de ajo pueden ser excelentes desparasitantes naturales.
  5. Chocolate
    Es otro de los grandes prohibidos en los gatos y perros porque contiene una sustancia que resulta tóxica para estos animales (se conoce con el nombre de “teobromina”). El chocolate puede acelerar el ritmo cardíaco de tu gato, provocarle vómitos y diarreas, fallos en el organismo e, incluso, puede llegar a provocar la muerte del animal.
  6. Aguacate
    Es una fruta que es muy rica en grasa, por lo que no debes dársela a tu gato porque le puede producir problemas en el estómago e, incluso, pancreatitis. En general, no deberás darle alimentos grasos porque no los digieren bien y les producen serios problemas intestinales (dulces, repostería, fritos, salsas, etcétera).
  7. Frutos secos
    Son ingredientes que también son grasos pero que además no consiguen que sean bien asimilados por el estómago del animal así que pueden provocar fallos renales, diarreas y problemas digestivos.
  8. Pescado crudo
    Tártaras, sushi o cualquier receta que incluya pescado crudo no deberá darse nunca a un gato porque contiene una enzima que provoca que haya una deficiencia de vitamina B en el organismo del animal. La falta de esta vitamina puede provocar problemas graves como convulsiones e incluso que llegue a estar en coma. Además, también pueden contener bacterias que provoquen una intoxicación alimentaria.
  9. Dulces
    Ya hemos dicho que los alimentos con grasa no deben darse a los gatos y los dulces son uno de ellos pero, además, no se aconseja que le des esta comida porque puede conllevar a que el animal padezca una insuficiencia hepática.
  10. Uvas y pasas
    Son muy dañinas para los gatos porque pueden llegar a provocar fallos en el riñón e, incluso, insuficiencia renal. No hace falta que el animal coma mucha cantidad porque en pequeñas dosis también le afectan negativamente.

Otros aspectos sobre la alimentación en los gatos
Además de los alimentos prohibidos para gatos que acabamos de enumerar, debes tener en cuenta otros aspectos en relación a la alimentación para que consigas no dañar a tu mascota.

Nunca le des espinas de pescado: podría llegarse a ahogarse, incluso, pueden dañarle los órganos perforando el intestino o bloqueando el tracto intestinal.

Plantas como los lirios, la flor de nochebuena, la hiedra o las adelfas son plantas tóxicas para los gatos así que evita tenerlas en casa porque el animal se sentirá atraído por ellas y se las comerá.


No alimentes a tu gato con comida para perros porque las necesidades nutritivas de ambos animales no tienen nada que ver. Los gatos necesitan de un aminoácido que se conoce como taurina y que si no lo toman en las dosis necesarias pueden provocar enfermedades graves en el corazón.


El atún que comemos las personas no es bueno para los gatos. No se trata de un alimento tóxico pero sí que carece de taurina así que no pretendas alimentar a tu animal con este producto porque no le aportará los nutrientes esenciales que necesita para estar fuerte y sano.

Si tienes algo que sugerir o aportar, házmelo saber: https://www.facebook.com/Mean-Machine-109558247586688

Spread the love
Mean Machine

Mean Machine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *