Mascotas: Xoloitzcuintle

Mascotas: Xoloitzcuintle

Hay quienes describen al Xoloitzcuintle, el perro azteca nativo de México, como “Una joya arqueológica viviente”. Se considera una de las razas más antiguas, con más de 7 mil años, sin que el hombre haya intervenido en su generación, según los especialistas.

La palabra Xoloitzcuintle proviene del náhuatl “Xólotl”, que significa monstruo, extraño o animal; y del término Itzcuintli, que significa perro. Para los aztecas, este canino era muy especial y respetado por ser un regalo del dios Xólotl para ser guía de las almas de los difuntos que viajaban al Mictlán o inframundo.

dios Xólotl

A mediados del Siglo XX el Xoloitzcuintle estuvo a punto de extinguirse, esto debido a su olvido y desvalorización.

Sin embargo, esta raza endémica de México tuvo una importante revalorización durante la segunda mitad del Siglo XX, en gran medida gracias a las diferentes asociaciones caninas que pujaron por su crianza y aceptación como raza de perros.

El Xolot es muy atractivo, delgado y elegante; moderado en todos los aspectos, expresa velocidad, harmonía y fuerza sin parecer tosco. Cuenta con un contorno limpio, tiene un cuerpo muy proporcionado, su pecho es amplio, las costillas bien arqueadas, así como las extremidades y la cola son largas.

Existen dos variedades en la raza, sin pelo y con pelo, ambas idénticas en conformación excepto por pelaje y dentición.

De la variedad sin pelo la característica principal es la ausencia total o casi total de pelo con piel suave y tersa. Una característica particular es que la dentadura casi siempre es incompleta, asociada con una mutación congénita de la ausencia de pelo.

Por otro lado, la variedad con pelo es muy atractiva, cubierta completamente con pelo pero muy corto, apretado, liso y corto sin capa interna mantiene las mismas proporciones, pero su dentadura si esta completa.

En cuanto a su piel, la variedad que no tiene pelaje es muy lisa y sensible al tacto. Su piel es más caliente y requiere de mayores cuidados ya que no tiene una protección natural.

La gama puede variar del negro, gris, rojizo, hígado, bronce o rubio; puede ser uniforme o también pueden presentarse manchados en cualquier color incluyendo manchas en color blanco.

Se trata de un perro silencioso y tranquilo, alegre, alerta e inteligente, desconfiado con los extraños, buen guardián y excelente compañero. Además de no ser agresivo.

El Xolo es bueno y paciente con todos los miembros de la familia. Cualidades que lo posicionan como un perro agradable.

Es muy juguetón, sobre todo con los pequeños de la casa.

Es muy perro muy tranquilo en casa siempre y cuando se haya desahogado afuera.

Muy inteligente, demuestra una gran capacidad de escucha y sabe cómo expresar su potencial cuando está bien guiado.

Puede llegar a ser reservado con las personas que no conoce. De ahí que, se vuelva necesario un buen trabajo de socialización.

A pesar de, presumir de una naturaleza primitiva, es un perro muy apegado a su dueño.

No le gustan los periodos de soledad, sobre todo si su dueño no le enseña a quedarse solo desde cachorro.

Es un perro dócil, que aprende rápido y bien lo que su amo le enseñe. Claro que es mucho más fácil de educar si su dueño lo hace desde cachorro, ya que su lado primitivo implica que su carácter sea más fuerte con el paso de los años.

Spread the love
Mean Machine

Mean Machine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *