Terror y algo más: Mariam Soulakiotis, “La Mujer Rasputín”

Terror y algo más: Mariam Soulakiotis, “La Mujer Rasputín”

Conocida como “la mujer Rasputin”, cometió sus crímenes durante las décadas de los 40 y 50 en Keratea, una localidad cerca de Atenas.

Era la líder de una secta formada por monjas separadas de la iglesia, mataron a 177 personas confirmadas, aunque podrían ser más de 500.

La forma de operar de esta secta era siempre la misma, reclutaban a gente para su organización, después les convencían para que dejasen a la organización todas sus posesiones, después de eso les asesinaban a golpes.

Fue arrestada por 23 cargos entre los que figuran, asesinato, fraude, malversación, secuestro y asalto. Se la condenó a 16 años de cárcel y murió en prisión a los 71 años.

Fue apodada “la mujer Rasputín”, después de haber matado a 177 de sus discípulas.

La Madre superiora Mariam Soulakiotis (c. 1883 – 23 de noviembre de 1954), también conocida como Mariam Soulakiotou y en la prensa por el apodo La Mujer Rasputin, fue una abadesa ortodoxa griega y asesina en serie convicta activa entre 1939 y 1951. Las autoridades griegas acusaron a Soulakiotis en febrero de 1951 de cargos que incluían homicidio, fraude, falsificación de testamentos, chantaje y tortura. Condenado a cadena perpetua en 1952, Soulakiotis murió en la prisión de Averoff en 1954.

Se alega que Soulakiotis cometió sus crímenes en el monasterio de Peukovounogiatrissas cerca de Keratea, Grecia. A partir de 2008, el monasterio permanece abierto y todavía tiene miembros que creen que ella es inocente y la veneran como una santa.

Vida religiosa
Soulakiotis era una ávida Calendarioista Antigua y seguidora de la secta Matthewite, que la principal Iglesia Ortodoxa Griega considera que está en cisma. [10] Ella, junto con el arzobispo y hieromonk Matthew (Karpathakis) de Besthena, fundó el monasterio en 1927. Después de la muerte de Mons. Matthew, Soulakiotis lo sucedió como abad.

Crimen
El supuesto modus operandi de Soulakiotis era alentar a las mujeres adineradas a unirse al convento y luego torturarlas hasta que donaran sus fortunas al monasterio; una vez que se donaba el dinero, Soulakiotis lo malversaba y en algunos casos mataba al donante. Reuters informó que en el momento de su arresto había acumulado trescientas propiedades en Grecia de esta manera junto con “oro y joyas por valor de miles de libras”.

Soulakiotis también exigió una estricta adherencia a las prácticas ascéticas entre los que estaban en el convento, que según la policía llevaron a la muerte innecesaria de 150 niños por tuberculosis. Las víctimas de la administración del monasterio de Soulakiotis también la acusan de torturarlos, matarlos de hambre, encarcelarlos falsamente y golpearlos. Soulakiotis negó todos los cargos en su contra hasta que murió, denominándolos «κατασκευάσματα του σατανά» (“ficciones satánicas”).

El número de víctimas de Soulakiotis es un tema de debate; la cifra más comúnmente citada de 27 asesinatos y 150 homicidios por negligencia proviene del testimonio médico durante su juicio.

Si tienes algo que sugerir o aportar, házmelo saber: https://www.facebook.com/Mean-Machine-109558247586688

Spread the love
Mean Machine

Mean Machine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *